Realice su reserva

Málaga rubrica un invierno de auge turístico que augura un verano récord

Málaga cierra el periodo entre octubre y marzo con una subida en viajeros y estancias, alargando la temporada alta y avanzando en la lucha contra la estacionalidad

Grupo de turistas por las calles de MálagaLa Opinión de Málaga

A las puertas ya del verano, la Costa del Sol ha cerrado con éxito, un año más, su temporada baja, aquella que va de octubre a marzo y que supone los meses de menor actividad turística. Los datos evidencian que la tendencia al alza que se viene experimentando durante el invierno se está manteniendo y se convierten en una antesala de un verano que se prevé también de récord. El análisis de las cifras de coyuntura hotelera del INE demuestra que en esos seis meses la provincia ha sido un destino buscado por más turistas que en el mismo periodo del año anterior, lo que además ayuda a ir rompiendo la estacionalidad, la principal lacra que aún afecta al sector.

El incremento en la temporada baja ha sido de un 1%, tanto en los viajeros alojados en establecimientos hoteleros como en las pernoctaciones que estos han realizado. La subida ha sido algo mayor en las estancias realizadas, ello a pesar de que en este último ejercicio se está viviendo un auténtico boom de los alojamientos en apartamentos turísticos.

Pero si algo destaca de este alza que ha registrado la Costa del Sol es que lo ha logrado pese a una diferencia notable con respecto a 2016. Entonces, la Semana Santa se celebró en marzo y este año ha sido un mes después, pero eso no ha impedido que las cifras turísticas hayan crecido en la provincia, lo que indica que es un destino que cada vez se busca más en los meses menos cálidos, más allá de fechas señaladas o puentes festivos –que también se están saldando este año con incrementos y con una ocupación casi al completo–.

Seguir leyendo el artículo original...

No video selected.

Related Articles

Sobre el autor

Comodus San Pedro Alcántara

Leave a comment

You are commenting as guest.